Posts

Showing posts from October, 2006

¡Viva la vida!

Por fin pude salir de ese cajón apestoso, ahí fueron a dejarme mis amigos y parientes.
Hace ya un año de ese suceso, hoy puedo pasearme por otros lugares.
Aquí no hace frío como habían dicho, es un sitio muy democrático, llegan de todos colores y sabores, ricos y pobres, altos y chaparros, hombres y mujeres y todos.
Sin ninguna diferencia pasan a esa especie de sala de espera, de uno a uno son sometidos a una rápida revisión para poder decidir a que lugar lo enviarán.
No es el infierno ni el paraíso, es como un inter., como la sala de llegadas de una terminal de autobuses; aquí cada quien jala hacia el lugar que le corresponde.
Me veo y me reviso y me doy cuenta que ya no tengo el corazón, ese que latía con fuerza cuando algo me emocionaba, pero recuerdo que se me despedazó luego de una decepción. Tampoco tengo el hígado, él se quedó verde luego de aquel coraje que me mandó al hospital.
Pregunté por mis ojos, las dos piezas que me permitieron adorar los colores, la luz y el rostro hermoso d…

La soberbia

Enfermedad de nuestro tiempo



Dice Rosa Martha Abascal de Arton que el mundo de hoy, puede conjugar un verbo “de moda”: yo soy soberbio, tú eres soberbio, él es soberbio…
Y es que en la actualidad pareciera que todos andamos en la búsqueda del reconocimiento inmediato, del éxito fácil sin el trabajo previo que este requiere.
Armando Fuentes Aguirre, mejor conocido como Catón, afirma que el único lugar donde éxito va antes que trabajo, es en el diccionario.
La modestia es un don que se ha ido perdiendo ahora que las cosas van más rápido. Muchos quieren ser famosos de inmediato, como las estrellas de televisión, ahí donde solamente ven el resultado final de todo el trabajo que está detrás y, cuando se enfrentan a la realización de toda la labor, se dan cuenta que eso no era lo que querían, sólo desean el halago fácil y sin merecerlo.

Rosa Martha Abascal dice en un artículo publicado en el 2001, que saber lo que uno vale, lo que uno es, es una forma de ser fiel a la verdad y de tener en cuent…

Las máscaras y el espejo

Image
Todas las mañanas, antes de salir de casa, revisas que en tu bolso esté completa la dotación de máscaras que utilizarás durante el día.Frente al espejo, tu sonrisa en la verdadera, confías en aquel cristal que callado, te regresa la imagen que le muestras cuanto te arreglas.Sales a la calle y el ruido de tus tacones marcan el ritmo de tu pensamiento. Te sientes con mucha seguridad, sabes que tu personalidad atrae las miradas de los demás, pero también sabes de las envidias que has despertado y que, en cualquier momento pueden atacarte.Por eso, las máscaras.Antes de salir, te acomodas el antifaz que cubrirá el tramo de tu casa hasta la oficina. Siempre es el mismo, un gesto impávido que con el movimiento de tu andar parecerá reflejar alguna sonrisa cuando alguien te salude.Llegas al trabajo y cambias la máscara, esa que demuestra a los demás tu liderazgo, nadie te otorgó el puesto de jefe pero puedes jugar el rol si aquellos lo permiten, te subes a las barbas, ordenas con ceño fruncido…